TECNOLOGÍA

PROCESO DE PRODUCCIÓN

PROTECTA tiene la particularidad de ser la empresa más verticalizada en el mercado de blindaje y protección. La empresa inicia el proceso con la urdimbre de los hilos y realizando la trama en varios formatos y combinaciones, luego, se hace el montaje de compuestos en el sistema multiprensa, la impregnación de caucho y, por último, el corte automático en alta revoluciones y la costura. Ninguno de los competidores tiene capacidad para llevar a cabo tantos procesos industriales, por lo cual no pueden garantizar la calidad del producto y la estabilidad del proceso.

COMPROMISO CON LA CALIDAD

URDIEMBRE/ HILADO
Producción y preparación de los hilos de acuerdo con los parámetros técnicos, utilizando una tecnología específica adaptada a la alta resistencia del hilo de aramida.

TRAMADO
Unión uniforme de las fibras en telares rigurosamente calibrados, lo que garantiza las propiedades antibalas.

IMPREGNACIÓN
Aplicación de diversos materiales tales como caucho, acrílico, EVA y el compuesto de polímeros Protecta, por medio de tecnología especial que garantizan la uniformidad y precisión.

PRENSADO / LAMINADO
Laminado de varias capas en un sistema PHP a alta temperatura y presión, formando compuestos que no se despegan y que tienen resistencia antibalas pareja.

CORTE ELECTRÓNICO
Las mantas y placas del chaleco son cortadas automáticamente por medio de un proceso computarizado con cuchillas en altas revoluciones: mayor precisión y economía.

COSTURA
Costura de las capas y placas antibalas para chalecos en las máquinas más modernas.

CALIDAD
Prueba de las prendas producidas en laboratorios acreditados y de punta. Protecta tiene laboratorios textil y balístico propios.

ALERTA DE PROTECTA

LA VIDA NO TIENE PRECIO

Compruebe siempre el origen de los productos que su empresa compra. Manténgase informado sobre el origen de las placas antibalas que utiliza. Lamentablemente, el nivel de informalidad del sector de blindaje sigue siendo significativo y es posible que su empresa esté comprando productos no aprobados, no certificados y, lo más grave, inseguros.